El poder de las palabras que usas con tus hijos

Suscribete a mi canal de Youtube AQUÍ https://www.youtube.com/channel/UCz7u7YQai-cMlidzmY0YeBw?view_as=subscriber

¿Sabías que las palabras que usas con tus hijos tienen mucho poder?

Muchas veces sin querer usamos palabras incorrectas con nuestros hijos; desde el amor o también desde la falta de información. Lo que no sabemos es que estas palabras están construyendo o destruyendo su autoestima. por eso es clave ser conscientes de las palabras que expresamos y vernos este video.

Comunicación entre padres e hijos adolescentes

 

bocetos-de-personas-con-dispositivos_23-2147553765

Muchas veces como adultos entendemos la comunicación como el acto de contar, o que nos cuenten todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor; Para iniciar quisiera hacer una corta reflexión y hacer una pregunta a los padres de familia.

– ¿Le cuentas todas tus preocupaciones económicas, tu vida íntima y tus miedos a tus hijos? Seguramente  la mayoría responden que no lo hacen por no preocuparlos o no meterlos en temas que no les corresponden.

Lo mismo pasa con los hijos adolescentes, ellos, así como nosotros,  tienen su mundo personal, su mundo familiar y su mundo público, así que vamos en este artículo a entender la comunicación como algo que va mucho más allá de contar con palabras qué es lo que nos está sucediendo en determinado momento de la vida, los invito a ver la comunicación como el acto de compartir y fortalecer vínculos afectivos.

El medio en el que están creciendo los adolescentes de hoy en día es muy diferente al medio en el que crecieron sus padres, pues con la llegada de la tecnología se han venido cambiando formas de pensar, de ver al mundo, de adquirir los diferentes valores, y la forma de comunicarnos como seres humanos; no es que hoy sea mejor o peor que ayer. HOY ES DIFERENTE.

Esa diferencia tan evidente,  se mezcla con la llegada la adolescencia, una etapa tan compleja en la vida de una persona; En la mayoría de las familias surgen dificultades en la relación entre padres e hijos alejándose cada vez más; Independientemente de la época que estemos atravesando,  la adolescencia se caracteriza por ser una etapa “difícil en la vida de una persona”.

Dentro de las principales características que se perciben en un adolescente encontramos la búsqueda de identidad, ya que aquel joven deja de ser un niño, para comenzar a ser el adulto que sueña ser, esto es un proceso  que toma su tiempo y que viene de la mano con otros comportamientos tales como la necesidad marcada de independencia, los sube y baja en su autoestima, cambios de humor, cambios en su imagen personal y en muchos casos vemos la rebeldía como una forma de llamar la atención.

Los padres también pasamos por una especie de transición durante esa adolescencia de los hijos,  a la cual debemos adaptarnos, pues los bebés dejan de ser niños y cada  vez los percibimos más lejanos de nuestras vidas y de nuestro control causando esto una sensación de vacío.

En estos casos debemos tener mucha fortaleza y procurar tener empatía con ellos y recordar que alguna vez fuimos nosotros los adolescentes, para poder ponernos en sus zapatos;  En vez de estar esperando que sean ellos quienes propicien la cercanía, debemos ser nosotros quienes comencemos a entender cuál es su lenguaje y su mundo, para comenzar a ser parte de él; Claro está, sin dejar de lado el rol de padres de familia que ponen límites claros y transmiten valores.

No es fácil pasar por esta etapa, y sólo lo entiende quien lo vive, sin embargo con todo el amor y respeto comparto con ustedes estos tips que la experiencia profesional me ha llevado a deducir.

TIPS MENTALIZADOS

  1. Debemos como adultos y padres crear un ambiente que facilite la comunicación familiar, permitir que el joven se sienta escuchado, y no criticado o juzgado, pues esto haría que perdiera la confianza en nosotros y estaríamos cerrando  los canales de comunicación.
  2. Comunicación no significa que los hijos deben contarnos todo, hay cosas que pasan a ser de la vida privada de una persona y seguramente ellos se sentirán mejor si lo socializan con un amigo o profesor. (Esto no significa que no nos quieren o que lo estamos haciendo mal)
  3. Es importante que se tenga la capacidad de negociación en algunas cosas, como por ejemplo permisos, horas de llegada etc. Lo que no se debe negociar son los valores de la familia y las normas de la familia.
  4. Intenta promover espacios para compartir juntos como por ejemplo la hora de la comida, donde se hable acerca de las experiencias que cada uno ha tenido durante el día, este no debe ser un momento para el regaño, ni la cantaleta, sino para socializar las cosas positivas que han sucedido durante el día.
  5. Es entendible que ellos son nativos digitales y tal vez nosotros inmigrantes digitales, pero para hablar el mismo idioma de tus hijos, conoce cómo funcionan las interacciones sociales y la forma de comunicación en el internet. Crea un perfil social y conoce más cómo funciona el mundo en el ciberespacio.

Cortesía de imágenes: Freepik

 

 

Diferentes estilos de crianza

Diferentes estilos de crianza

iconos-de-concepto-de-familia_23-2147508628

Distintas formas de criar a los niños y diferentes padres

 “Muchas veces decirle un NO justificado a sus hijos educa más que un SÍ.” Carolina Molina Ochoa.

 Existen muchas ideas sobre cómo criar a los niños, muchos padres se documentan con libros, otros buscan consejos de sus familiares o amigos, algunos usan su sentido común,  otros educan a sus hijos tal como los educaron a ellos o yéndose al extremo contrario de lo que hicieron sus progenitores, porque no estában de acuerdo con la forma como ellos abordaron la crianza.

Lo cierto es que no hay reglas generales que garanticen la educación de los hijos, ya que cada niño es diferente y viene con necesidades distintas a las de los otros, pero sí hay manuales, como este que usted está leyendo, que brindan herramientas prácticas a los padres de familia y los orientan para hacer de la crianza de sus hijos un proceso fundamentado en la seguridad y la confianza.

En relacion con mi experiencia en el trabajo diario con padres de familia, podría decir que existen cuatro estilos de crianza que definen a los padres de ayer y hoy. A continuación voy a explicar en qué consiste cada uno de ellos, aclarando que mi intención no es juzgar a ninguno, porque cada padre de familia da a sus hijos lo mejor que puede desde lo que recibió y en el contexto en que se educó.

Los papás MILITARES

Son los padres que tratan de controlar de la manera más estricta posible cada comportamiento de sus hijos, lo hacen a través del castigo drástico, con maltrato físico, verbal o psicológico. Para ellos es muy importante la obediencia y que sus hijos piensen y actúen como ellos lo esperan.

Como consecuencia de este estilo de crianza vamos a tener niños con miedos, inseguros, con baja autoestima, inconformes, resentidos, agresivos, tristes, aunque disciplinados.

Puede que este estilo de crianza tenga algunos resultados a corto plazo, porque ante un golpe o un grito los niños obedecen, pero realmente lo hacen por miedo y no por respeto. El tema es que a mediano y largo plazo vamos a percibir en los niños las consecuencias negativas mencionadas anteriormente.

¿Usted quiere que su hijo le obedezca por convicción o por miedo?

Los papás PEACE & LOVE

Estos padres ya se van al otro extremo de los militares. Ellos creen que los niños son libres de hacer lo que quieran, elegir sus propias normas, y que pueden decir qué hacer con sus vidas. Si no es así, creen que sus hijos pueden sufrir un trauma psicológico, ¡eso es mentira!

Como son niños que no conocen límites ni normas sociales, lo más esperable es que  crezcan mal adaptados a la sociedad, al colegio, a la universidad o al trabajo. Son excesivamente rebeldes, llevados de su parecer, tienen baja tolerancia a la frustración y no respetan la autoridad. Estos son los niños que posiblemente tendrán un fracaso escolar en los colegios tradicionales, ya que será muy difícil para ellos adaptarse a un modelo establecido en el que se maneja la disciplina como base de la educación.

Sí pueden ser niños que lleguen a desarrollar una capacidad de liderazgo, por lo que crecen tan libres sin ninguna cohibición, pero esto debe ser manejado por sus padres de una forma adecuada, pues recordemos que un líder puede ser negativo o positivo.

Los papás GALLINA

Estos son los papás que, como bien lo dice la palabra, están todo el tiempo sobreprotegiendo a sus hijos, no les permiten descubrir el mundo por ellos mismos, porque están llenos de miedo de que algo pueda sucederles a sus criaturas.

Como consecuencia de este tipo de crianza vamos a tener niños dependientes, inseguros, miedosos, desconfiados y con una baja autoestima, porque pensarán: “Si mamá o papá me hacen todo, seguramente es porque yo no puedo hacerlo bien”.

Los papás MENTALIZADOS

Estos padres respetan la individualidad de sus hijos, su personalidad, sus gustos, les hablan con respeto pero también lo exigen de ellos porque les dan un buen ejemplo. Brindan amor a sus hijos y un buen trato, pasan tiempo de calidad con ellos pero también establecen ciertos límites, están dispuestos a aplicar determinados tipos de consecuencias (diferentes a los golpes, gritos o maltrato) cuando sus hijos  hacen algo que no está bien, y cuando sus pequeños tienen logros los refuerzan positivamente siendo cariñosos, empáticos y escuchando sus necesidades.

Como resultado de este estilo de crianza, estos padres tendrán hijos que se sienten seguros porque| saben que sus padres los quieren. Tendrán una buena autoestima porque son respetados por sus padres, y como han sido educados bajo la disciplina con amor, son conscientes de su papel como seres humanos en una sociedad, ya que podrán controlar más facilmente sus impulsos y presentarán menos agresividad.

Por lo general estos son niños que crecen con buenas habilidades sociales, tienen mayores posibilidades de éxito en sus jardines, colegios y con sus pares.

 TIPS MENTALIZADOS

  1. Póngase de acuerdo con su pareja sobre la forma como quieren educar a sus hijos, es muy importante que los dos hablen el mismo lenguaje y tengan el mismo estilo de crianza para no confundir a los niños, estilos de crianza ambivalentes le genera inseguridad a los niños.
  2. Sea claro y consecuente con las normas establecidas y las consecuencias de estas. Tenga en cuenta la edad y el desarrollo de su hijo en el momento en que vaya a fijarlas.
  3. Pase tiempo con su hijo y haga que él sienta su apoyo y presencia en todo momento.
  4. Resalte las fortalezas de su hijo y refuércelo positivamente, enfocándose más en sus cualidades que en sus defectos, de esta forma estará contribuyendo al desarrollo de su autoestima y autoconcepto.
  5. Sea un adecuado modelo a seguir, recuerde que los niños aprenden más con lo que ven que con lo que escuchan. Este es uno de los tips más importantes si queremos ser padres que practican el estilo de crianza MENTALIZADO.

Creo en la disciplina con amor, si es posible, si se hace con amor. Un saludo estimados padres de familia.

Imagen tomada de: http://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/amor»>Vector de Amor diseñado por Freepik</a>

 

 

Amistad entre padres e hijos

1cd00161bef111993ec21b816275f4f11da94f55

Amistad entre padres e hijos

 “La base de toda buena amistad es el respeto”. Carolina Molina Ochoa.

 La amistad entre padres e hijos es indispensable para el desarrollo de los niños, porque mejora su autoestima y fomenta la confianza en ellos y en los demás. Lo que no puede pasar en esa relación de amistad es perder de vista que somos sus educadores. A veces se cree que ser amigos de los hijos es permitirles hacer todo lo que ellos quieran, pero es todo lo contrario, la amistad debe construirse basada en el respeto y en las normas familiares a cumplir.

Muchas veces por el mismo afán que trae consigo el diario vivir, nos olvidamos de lo importante que es para los niños pasar un tiempo agradable con sus padres y recibir un abrazo o un “te amo, hijo”. Para lograr una buena conexión con sus hijos es clave recuperar su propio niño interior. Los adultos pensamos que crecer implica ser serios y aburridos, ¡pero no!, señoras y señores, ¡a jugar se dijo! Esta es la única forma en que podrá acceder a sus hijos y ellos podrán acceder a usted.

Por último, pero no por eso menos importante, el buen ejemplo es clave para ganarnos su confianza y ser dignos de su admiración, al fin y al cabo súper papá y súper mamá siempre serán los mejores héroes que ellos recordarán.

 TIPS MENTALIZADOS

  1. Busque actividades que sean del agrado de todos para que puedan compartir un rato en familia. Juegos de mesa, algún juego en la tableta o computador, leer un cuento, dibujar, salir a jugar al parque, escuchar música, ir al cine o ver una película.
  2. Por un periodo de juego, intercambie roles con su hijo: él será papá o mamá y usted hará el papel de hijo. Esta es una buena manera de saber qué percepción tienen los niños de sus padres.
  3. Siéntese con su hijo y escúchelo, pregúntele cómo se siente. Mantener una buena comunicación es clave para una buena y sana amistad entre padres e hijos.
  4. No lo regañe cuando le cuente algo importante para él, ya que le perderá la confianza y la transformará en miedo, más bien retroalimente la situación y sosténgale su punto de vista.
  5. Para que esta amistad se fortalezca día tras día y no se rompan lazos por los malos momentos, establezca límites y normas claras dentro de su hogar.

Si desea un acompañamiento de la mano de profesionales, no dude en contactarnos http://www.mentalizarte.com.co

 

La autoestima en los niños

 


COMO FOMENTAR LA AUTOESTIMA EN LOS NIÑOS


La autoestima es la valoración, positiva o negativa que cada persona tiene de si mismo, es decir la autoestima es un sentimiento valórativo de nuestro conjunto de rasgos corporales y mentales en función de los pensamientos, sentimientos y experiencias propias, por tanto la manera como nos percibimos influye en nuestras motivaciones, actitudes y comportamientos

Por otro lado, la autoestima también puede ser definida como sentimientos de capacidad combinados con el sentimiento de ser amado. Frente a esto, un niño que es feliz cuando logra algo pero que a su vez no se siente querido, puede presentar baja autoestima. Del mismo modo, un niño que se siente amado, pero que duda de sus capacidades, también puede presentar baja autoestima.Para desarrollar una autoestima sana, es importante lograr un equilibrio adecuado.

A partir de los cinco años de edad, un niño comienza a desarrollar el concepto sobre como es visto por los demás, lo cual hace resaltar la importancia del acompañamiento parental, para ayudar en la formación de las percepciones que los niños se forman de si mismos de una manera sana y verdadera.

A continuación se presentaran unos TIPS MENTALIZADOS que pueden ayudar a los padres a fomentar la autoestima de sus hijos de una manera sana:

1. Elogie a su hijo no solo por el trabajo bien hecho, si no también Por el esfuerzo.

2. Sea un modelo positivo, cuide su propia autoestima y su hijo tendrá un buen modelo a seguir.

3. Identifique y corrija las creencias erróneas de su hijo, tanto las que tienen que ver con la perfección, su atractivo, capacidades y otros aspectos. Enséñale a establecer criterios más precisos y realista al evaluarse, esto le ayudara a desarrollar un concepto más saludable de si mismo.

4. Sea espontáneo y afectuoso, esto estimula la autoestima de su hijo.

5. Cree en su casa un ambiente de seguridad y amor ya que los niños al no sentirse seguros o ser víctima se de malos tratos podrán sufrir de baja autoestima.

6. Haga participe a su hijo de experiencias constructivas. Las actividades enmarcadas en la cooperación en vez de la competencia son enriquecedoras para fomentar la autoestima.

Recuerde cuando los niños aprenden a verse a ellos mismos y al mundo de manera realista, pueden aceptar quienes son realmente, con un poco de ayuda podrán desarrollar una autoestima sana.

Si desea un acompañamiento de la mano de profesionales, no dude en contactarnos http://www.mentalizarte.com.co

La llegada de un hermano nuevo a casa

 
CD_PX049081_Los_celos_cuando_llega_otro_bebé_son_normales_large

La llegada de un hermano nuevo a casa

La llegada de un hermano nuevo a casa es un acontecimiento que llena de mucha alegría a toda la familia pero que también trae consigo cambios al interior de la dinámica familia, sobre todo cuando hay hijos mayores; Es normal que el hermano mayor llegue a sentir celos en algún momento y sienta que alguien vino a invadir su espacio, ya que papa y mama estaban con el y para él, ahora le toca entender que este tiempo tendrán que dividirlo entre dos.

Una de las características o síntomas que podría llegar  a percibir en los hermanos mayores son conductas para llamar la atención de sus padres de forma negativa como pataletas, retroceso en el control de esfínteres, cambios de humor, querer volver a tomar tetero o retroceder en alguna de sus áreas.

Los más aconsejable en estos casos es manejar la situación con mucha naturalidad, en un principio cuando  se dé cuenta que está en embarazo deberá comunicar esta noticia a su hijo en el momento adecuado , hágalo participe de este nuevo acontecimiento,  por ejemplo pídale ayuda para elegir el nombre de su hermano menor, cuéntele a través de un cuento o juego cual es el rol de un hermanito y presente esta idea de ser el hermano mayor como algo muy motivante para él.

Una vez tenga al bebe nuevo en casa es importante repartir los momentos entre ambos hermanos para que el mayor no se sienta excluido, por el contrario trate de darle importancia delegando ciertas tareas que tengan que ver con apoyo a su hermano menor dependiendo de la edad que tenga el niño.

Evite los favoritismos o comparaciones, es real que ahora el más pequeño necesita mayores cuidados pero no por eso deje de compartir momentos de calidad con su hijo, recuerde que los niños manejan su mundo emocional de una forma diferente a los adultos.

Depende del manejo que nosotros como adultos demos a esta situación, nuestros hijos podrán llegar a vivir este proceso de adaptación con mayores posibilidades de éxito.

Si desea un acompañamiento de la mano de profesionales, no dude en contactarnos http://www.mentalizarte.com.co

Cortesía fotografía: www.todobebe.com 

Disciplina desde el amor y la firmeza

mama_reganar

Disciplina desde el amor y la firmeza

http://www.mentalizarte.com.co

La disciplina es entendida como un proceso paulatino, en donde cada persona debe cumplir un rol acorde a su contexto, siguiendo los objetivos y responsabilidades determinadas que favorecen los intereses familiares (Banz, 2008). Ésta debe ser transmitida gradualmente con amor, paciencia y firmeza, y de este modo guiar a los hijos sobre lo que está bien o mal.

Teniendo en cuenta que los padres pueden ser reconocidos como los primeros profesores, es adecuado que se emplee un tiempo prudente en términos de calidad y cantidad, permitiendo que los padres adquieran  un amplio conocimiento sobre los interese de sus hijos, y de esta manera comenzar a fundar un método de disciplina. Es necesario que haya persistencia y coherencia en las normas que se les exigen a los niños, siendo enteramente relevante la práctica misma desde el ejemplo que se les brinde (López, 2013).

Es pertinente elaborar un listado en donde se definan los valores, hábitos y actitudes que se les quiere enseñar a los niños, haciendo conciencia de cuáles son los intereses familiares respecto a la educación que se les quiere impartir. En este punto, es importante que se identifique el estilo de crianza de los padres, pues generalmente hay una disputa entre estilo autoritario y permisivo. El objetivo sería entonces, lograr un equilibrio entre estos dos estilos en aras de identificar, transmitir límites, enseñar lo que está permitido y lo que no, de manera constructiva y positiva corregir las conductas inadecuadas, exponerles sus errores y las consecuencias de los mismos, evitar el castigo, brindar autonomía y reconocer los éxitos que tienen para así reforzarlos (López, 2013).

Ahora bien, los padres deben ser firmes sin llegar a ser dominantes, ya que son los encargados de ejercer funciones de cuidado, guía y control, todo esto enmarcado en una relación de respeto por el niño.

Además, es importante tener en cuenta que constituir una autoridad en casa no es ser inflexible y estricto. Así, los niños reconocerán la autoridad de sus padres como una serie de sucesos que se construyen dentro de una relación amorosa y firme.

Considerando que en el proceso de aprendizaje en términos de disciplina, es importante hacer exigencias coherentes, teniendo especial cuidado de no imponer metas u objetivos difíciles de alcanzar, ya que los niños al tener expectativas muy altas pueden recurrir a la frustración por no dar respuesta a lo que los padres esperaban.

En Mentalizarte te compartimos algunos ejemplos que pueden contribuir en la constitución de normas para una disciplina con amor y firmeza:

  • Fije normas coherentes y acordes con lo que el niño pueda cumplir.
  • Defina las conductas permitidas y aquellas que no, déselas a conocer en un lenguaje claro, para que así resulten comprensibles.
  • Establezca consecuencias inmediatas para el incumplimiento de las normas ya establecidas. El diálogo en este punto es fundamental ya que por medio de éste se pueden llegar a acuerdos reduciendo la posibilidad de que las consecuencias sean injustas o incoherentes.
  • Exponga claramente los límites y pídale al niño que dé sus propias ideas al respecto. Esto permite que el niño comience a ejercer la autodisciplina y el autocontrol y no sólo la obediencia.
  • Realice una revisión periódica frente a su plan de disciplina, con el fin de determinar si el niño está cambiando conductas de manera consciente o no, y es este el caso, elabore un nuevo plan disciplinario.

Dado lo anterior y teniendo en cuenta que las consecuencias son un eje importante en la disciplina, les compartimos también algunos tips que contribuirán en el manejo y uso de las consecuencias:

  • Utilice la sanción solamente en conductas que no pueden manejarse de otra manera. Una forma de hacerlo es suprimiendo en el niños algunas (no todas) de sus actividades favoritas (televisión, jugar, etc.).
  • Aplique consecuencias moderadas. Recuerde que la crueldad atenta contra la dignidad del niño, fomentando además sentimientos de rencor, conductas agresivas y rebeldía.
  • Es esencial que la consecuencia sea inmediata, especialmente en los niños más pequeños, ya que se entenderá mejor la relación entre la mala conducta y la consecuencia a la que ésta conlleva.
  • Tenga en cuenta que castigar unas veces sí y otras no en la misma acción, confunde al niño y funda además desconfianza hacia sus padres.

Recuerde que sí es posible educar a sus hijos con amor y firmeza, teniendo en cuenta que los niños responden mejor ante el respeto, que ante gritos e insultos.

Referencias

 

Banz, C. (2008) La disciplina como proceso formativo. ValorasUC. Recuperado de http://www.mineduc.cl/usuarios/convivencia_escolar/doc/201103041349320.Valoras_UC.La_disciplina_como_proceso_formativo.pdf

López, M. (2013) Disciplina con amor y firmeza. Inteligencia familiar. Recuperado de http://www.inteligenciafamiliar.com/articulo.php?articulo=209&contenido=12

Foto tomada de https://udual.wordpress.com

El juego en el desarrollo infantil

nino-jugar-play-bloc-bloques

 El juego en el desarrollo infantil

http://www.mentalizarte.com.co

El juego puede ser definido como una actividad lúdica y colectiva que involucra las ideas de los niños y los adultos, promoviendo el cumplimiento de una serie de reglas que el juego exige, con la finalidad de garantizar un sistema de actividad que fomenta en el niño la ampliación de sus propios límites y posibilidades. En pocas palabras, el juego es una vía que conduce a la elaboración de un sistema conjunto de la actividad, proporcionando en los niños el autodesarrollo (Gonzáles, Solovieva y Quintanar, 2014).

Esta actividad lúdica además de favorecer el progreso de la creatividad, permite llevar a cabo gran variedad de acciones  que son elementales para la vida, entre estas se encuentran los aprestamientos sociales,  la solución de conflictos, el desarrollo de la observación, la promoción de habilidades sociales,  la ejercitación de la atención, la concentración y la memoria.

En relación con lo anterior, es importante que como padres  acompañemos a nuestros hijos durante la fase de crianza, propiciando el desarrollo creativo, con el fin de que ellos puedan afrontar la solución de problemas y asimilar su vida de la mejor manera, aumentando la producción de ideas, ilusiones y la adquisición de aprestamientos que les permitan disfrutar y acomodarse a los cambios dispuestos en el contexto.

En Mentalizarte te compartimos algunos consejos para mantener un acompañamiento inteligente y afectuoso frente al juego en el hogar.

-Dedique diariamente 15 minutos para jugar con su(s) hijo (s).

-Sea usted quien tome la iniciativa y proponga actividades lúdicas en casa.

-Utilice los espacios dispuestos para realizar tareas escolares o tareas dispuestas en el hogar para fomentar la creatividad.

Recuerda que las mejores herramientas para la educación de su hijo son el amor y la calidad en el tiempo que les acompañes.

Bibliografía

Gómez, J. (sin fecha) El juego infantil y su importancia en el desarrollo. Precop SCP. 10(4), pp. 5-13

Gonzáles, C., Solovieva, Y., y Quintanar, L. (2014) El juego temático de roles sociales: aporte al  desarrollo en la edad preescolar. Avances en psicología latinoamericana. 2(2), pp. 287-308

Fotografía tomada de http://mexico.cnn.com/opinion/2013/04/29/opinion-por-que-es-fundamental-que-juegues-con-tus-hijos

La importancia de aprender a decir “No”

decir-no-a-los-ninos-2

La importancia de aprender a decir “No”

http://www.mentalizarte.com.co

La falta de límites en el núcleo familiar puede generar dificultades en la educación de tus hijos. Aprender a decir “no” es el primer paso para facilitar la disciplina en tu hogar, sin dejar de lado que la tolerancia y la firmeza se relacionan a la hora de decidir en qué tipo de situaciones es adecuado decirlo.

Uno de los temas que hoy en día preocupa a los padres es el miedo a traumatizar a los niños si se es demasiado estricto, esto se ha promulgado por la idea de no repetir los modelos de crianza que ellos vivieron, optando por un estilo permisivo.

Actualmente los padres están evitando un estilo de crianza autoritario, llegando  ser completamente permisivos sin darse la opción de negar y optando por el “sí” a todo lo que sus hijos exijan.

En este estilo de crianza hay una inclinación por complacer los caprichos de los niños, brindándoles opciones ilimitadas bajo la idea de que dar gusto es dar afecto, en donde decir “no” es limitar la autonomía. Por otra parte, en algunos casos evitamos el “no” por un sentimiento de culpa, es decir, los padres que trabajan mucho y pasan poco tiempo con sus hijos, tienden a actuar con la idea de no desperdiciar tiempo en conflictos, siendo la justificación para nunca decirles “no”.

Es claro que en la actualidad  los padres se enfrentan a muchas dudas con respecto a qué pueden permitirle a sus hijos, qué decisiones dejarles tomar, o qué permitirles experimentar libremente en determinadas situaciones para que aprendan por sí mismos. Considerando que los padres tienen claro que el concepto de disciplina es relativamente importante para la formación de los niños, la práctica les resulta complicada.

Es importante señalar que el principio de toda educación es la transmisión de valores, por esto te compartiremos unos consejos básicos para aprender a decir “no”.

  • Decir “no” es la forma primordial de enseñarle tu hijo cómo funciona el mundo, esto contribuirá a que en el futuro tome buenas decisiones para su vida.
  • Haz un listado de reglas, las cuales deben ser claras, comprensibles y que se puedan cumplir. Posteriormente explícaselas a tu hijo con afecto pero sin dejar de lado la firmeza y cuéntale lo importante que es ponerlas en práctica.
  • Busca el espacio adecuado para mostrarle las consecuencias positivas y negativas de sus acciones.

Ejercer la disciplina de forma positiva se va aprendiendo paulatinamente, considerando que los padres deberán ser conscientes de que poner normas enriquecerá el desarrollo de sus hijos. Recuerda que cada extremo es malo, complacerlos en todo o no darles nada puede ser igual de perjudicial para la crianza de tu hijo.

 
Bibliografía

Oliver, P (SF). La importancia de poner límites a los niños. Guía Infantil. Recuperado de http://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/limites/la-importancia-de-poner-limites-a-los-ninos-consejos-para-padres/

Fotografía tomada de http://entrepadres.imujer.com/

¿Cómo educar emocionalmente a nuestros hijos?

002232

¿Cómo educar emocionalmente a nuestros hijos?

http://www.mentalizarte.com.co

El primer acercamiento que tienen los niños frente al conocimiento emocional es transmitido por sus padres, de allí surgen los primeros modelos emocionales que el niño se crea y es así como su afectividad se vincula directamente con la autonomía y la competencia social.

La vida familiar constituye un papel primordial en el aprendizaje emocional de los menores, ya que el desarrollo de su personalidad se da a través del proceso de socialización, donde  comienzan a asimilar actitudes, valores y costumbres de la sociedad. En este sentido los padres cumplen la función de impartir el aprendizaje emocional por medio del amor y cuidados que les brinden, pues son agentes activos de socialización, además de representar para sus hijos una figura de identificación.

Estos son 5 principios muy prácticos  para ejercitar la inteligencia emocional de los padres (Elías, Tobías y  Friedlander , 2000), teniendo en cuenta que eres el principal modelo de imitación de tus hijos y de este modo contribuyes en la adquisición de sus hábitos emocionales.Final del formulario

  1. Sea consciente de sus propios sentimientos y de los sentimientos de los demás.
  2. Muestre empatía y comprenda los puntos de vista de los demás
  3. Haga frente de forma positiva a los impulsos emocionales, de conducta y regúlelos.
  4. Plantéese objetivos positivos y trace planes para alcanzarlos
  5. Utilice las habilidades sociales positivas a la hora de manejar sus relaciones

Partiendo de estos principios, la inteligencia emocional cumple con ciertos componentes básicos que le ayudarán a complementar la ejercitación de los mismos para obtener mejores resultados, estos son:

  • Autoconocimiento emocional
  • Reconocimiento de emociones ajenas
  • Autocontrol emocional
  • Automotivación
  • Relaciones interpersonales

Recuerde que los padres son espejos para sus hijos, actúe con prudencia frente a ellos e influya de manera positiva en sus experiencias.

Bibliografía

  • Elias, M.J., Tobias, S.E., y Friedlander, B.S. (2000). Educar con Inteligencia Emocional. Barcelona: Plaza & Janes.
  • Hoffman, L., Paris, S. Y Hall, E. (1995). Psicología del desarrollo hoy. Madrid: Mac Graw-Hill